martes, 2 de junio de 2009

Enanos gigantes


Yo fui un enano,

usted lo fue,

tú lo fuiste

y vos también…

¿Usted se acuerda…?

¿Te acuerdas tú…?

¿y vos, te acordás…?

Ahora somos los padres, los abuelos y los tíos,

los padrinos, los maestros y los tutores,

los adultos, los viejos, y protectores empedernidos…

y ellos son los hijos, los nietos, los sobrinos,

los ahijados, los alumnos y los pupilos.

Ellos son los enanos ahora,

y mañana serán lo que somos,

y después, nuevos enanos vendrán haciendo ruido…


¡Qué vivan los chavalitos,

los chamacos y los chavitos,

los patojos, los cipotes, los chicos y los chamitos,

los chigüines, los pibes, crianças, los muchachitos,

los niños, esos enanos… las mujercitas y hombrecitos!


¡Qué vivan los enanos de toda la América Latina!

y también el ejército de gnomos, duendes, pigmeos,

trolls, hadas y enanitos de Norteamérica,

Europa, Africa, Asia y Oceanía,

de todos los rincones de este mundo,

y de los mundos que ellos recrean,

se inventan, idealizan y hasta logran vivir.

El ejército de enanos de todas las razas y colores,

los que aún no saben leer y escribir,

los que pueden hacerlo y a los que ya podrían,

todos los que hablan todas las lenguas del mundo,

aunque nunca se enteren y puedan leer esta retahíla.


Los enanos que gatean,

los que ya caminan,

hasta los que ya se enamoran

y andan flotando en las nubes,

y aunque aún lo sean, ya no sientan ser más chicos…


¡Qué viva la infancia!

¡Qué vivan todos los niños!

porque a pesar de ser enanos,

son también seres gigantes,

y es que es través del enorme tamaño

de su inocencia y alegría,

a cada paso, a cada instante,

nos hacen ver todo distinto,

encontrando sentido a la vida

y poder seguir el camino…

Yo fui un enano,

usted lo fue,

tú lo fuiste

y vos también…

¿Usted se acuerda…?

¿Te acuerdas tú…?

¿y vos, te acordás…?

Bueno…

Eso es cosa del pasado,

ya no lo somos más,

pero la buena noticia,

es que en la realidad,

esos enanos gigantes,

nunca van a faltar…


Jorge Gamero Paguaga

A propósito del día internacional del niño, el 1 de junio


El estado de la infancia en América Latina y el mundo:

En la desigualdad entre los países desarrollados, como los de Norteamérica, Europa, Japón, etc. y las naciones en desarrollo o pobres, como las de América Latina, Africa y el sur de Asia, la infancia no es la excepción, por el contrario, es uno de los grupos socialmente vulnerables más afectados. La pobreza es la causa de males como la desnutrición, la morbilidad y mortalidad infantil. A pesar de los esfuerzos de las Naciones Unidas, a través del PNUD y la UNICEF, así como de los programas sociales de los países, no es suficiente para erradicar este grave problema, pues tiene profundas raíces estructurales, por lo que igualmente, requiere, además de las medidas paliativas y asistencialistas, respuestas drásticas y de fondo. Ello implica, que los países: gobierno central y locales, organismos no gubernamentales, así como la sociedad civil organizada, deben unir esfuerzos para contrarrestar este flagelo, con la asistencia de la cooperación internacional. Todo radica en la generación de oportunidades para todos los sectores de la población, con empleo y acceso a una educación y salud eficiente y de calidad, donde los niños se dediquen a lo suyo y no tengan que trabajar, mendigar o hasta delinquir.

Véase a través del siguiente link, el informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), sobre la mortalidad infantil en el mundo. Los datos son del año 2003, pero la tendencia en la actualidad es la misma, aunque la meta es reducir la mortalidad infantil en dos terceras partes en los niños menores de cinco años, entre 1990 y el 2015. Vale la penar estar pendiente y checar los datos en el 2015, para ver el nivel de cumplimiento.


[PDF] MORTALIDAD INFANTIL



Niños del mundo






Quincho Barrilete, de Carlos Mejía Godoy

video



Corazón de niño, de Raúl Di Blasio (Con Reflexiones, editado por Leonheartmx)

video


No hay comentarios: