jueves, 9 de abril de 2009

Aprilis 09

Jueves santo,
día radiante y caliente,

la ciudad parece desierta,
y quizás no lo esté tanto,

muchos se encuentran ausentes,

visitando playas repletas,

mientras otros se quedan en casa.

Hay quienes tienen planes,

y otros esperando a ver qué pasa,
unos son espirituales,

pensando estos días en Cristo,
y guardan fieles las fiestas.

Otros, por el contrario,

hacen algo muy distinto,

ocupados en fiestas opuestas,

unos en la terraza o el
porche,
y otros, sin reparar en horarios,
en los diversos balnearios,

bajo el ardiente sol,
o a la luz de la luna,
sea de día o de noche,

unos, saboreando los mariscos,
los postres y frutas de esta tierra tropical,
y todo tipo de bebidas, sin faltar nunca el licor,
y para quienes, la fiesta, se transforma en bacanal.
Algunos,
caerán de algunos riscos,
y si con ellos va la fortuna
saldrán de sus trances con vida,

y quizás hasta ilesos.

Pero habrá para quienes
hoy será su despedida
de este mundo cruel e intenso,
lleno de sobresaltos y vaivenes,
bello, sorprende
nte, impredecible e incierto…
Jueves santo,
día radiante y caliente,

día veraniego en mi país,
y en el norte, mientras tanto,

inicia la primavera y en el sur del continente,
el otoño se deja sentir.
Tiempos de crisis mundial,

tiempos de guerras y de paz,
de abundancia y de miseria,

tiempos de incertidum
bre,
por lo que ha de pasar,

tiempos de calma y de histeria,
de romper las costumbres
y adaptarse a la realidad…
Jueves santo,
día radiante y caliente,
un día más entre tantos,
en tiempos de un mundo global,
en que estamos ausentes,
pero presentes a l
a vez,
donde todos somos uno,
donde nadie es nadie más…
Es así como es,

un día más en la vida,
para mí un año menos…
O quizás un año más…


Jorge Gamero Paguaga
9 de abril de 2009

Luna llena de abril


Bello Abril, de Fito Páez
video

No hay comentarios: