miércoles, 22 de abril de 2009

La Tierra, un hogar en peligro (Parte I)


Según los científicos, hace aproximadamente unos 15000 millones de años ocurrió el “big bang” o la gran explosión, y desde el universo no ha dejado de expandirse. A través de unos procesos inimaginables y sorprendentes, se fueron formando los cuerpos celestes, entre ellos las galaxias, de las que existen millones de ellas, en un número que ni la misma ciencia está cerca de calcular realmente. No olvidemos que para nuestras limitadas capacidades, el universo resulta ser infinito. Asimismo, cada galaxia está formada por millones de estrellas de todo tipo. El sol es una pequeña estrella dentro de la galaxia denominada Vía Láctea, que a su vez, tiene su propio sistema planetario. Y éste, como sabemos, está conformado por nueve planetas, entre pequeños, medianos y grandes, en términos relativos, por supuesto, sin olvidar las enormes dimensiones y las distancias del universo. Dentro de esta familia del sistema solar, hay un planeta, el tercero desde el sol, a una distancia media de 146,9 millones de km. y es el único donde existe vida, no sólo dentro de este sistema, sino de todo el universo, por lo menos hasta donde los científicos lo conocen. Se trata del planeta azul, lo hemos llamado Tierra y es nuestro hogar.

Hace unos 4500 millones de años aproximadamente se comenzó a formar nuestro planeta. Al comienzo era una masa incandescente, pero a través de un largo proceso de millones de años, la materia se fue transformando, hasta convertirse en una esfera sólida, con contenido líquido y gaseoso. La presencia del oxígeno y el hidrógeno, permitió el surgimiento de los océanos y la atmósfera actual, prestando las condiciones para el surgimiento de la vida. Según los científicos, fue hace unos 1000 millones de años, aproximadamente, que surgieron las primeras formas de vidas, microorganismos unicelulares, como bacterias y metazoos, enseguida otros, como protozoos y los primeros seres vivos invertebrados. Posteriormente, hace unos 570 millones de años, con la presencia de los primeros seres vivos vertebrados, comienza la historia reciente de La Tierra y la era primaria, conocida como Paleozoico, que se extendió hasta hace unos 248 millones de años. Durante este período se dan unos procesos evolutivos drásticos, la fauna marina se diversifica y la deriva continental hacía parecer un planeta que en su superficie nada se le parece al de la actualidad, lo que explica el origen de las diversas especies endémicas de flora y fauna en el mundo, donde los cambios climáticos, como las glaciaciones fueron determinantes.

Durante la era secundaria o Mesozoica, ya se ha desarrollado la flora sobre las tierras emergidas, lo que permite el surgimiento y diversificación de la fauna terrestre. Esta es la era el reino de los dinosaurios, que habrían de habitar sobre este planeta, hasta hace unos 65 millones de años, pues fueron extinguidos a causa de los efectos del impacto de un meteorito que cayera sobre el planeta, específicamente sobre la actual península de Yucatán, en México. Así se marca el fin de este período y dando inicio a la era terciaria, conocida como Cenozoico, que se extiende hasta nuestros días. Pero fue en esta época que también surgieron y se desarrollaron otras formas de vida, como las primeras aves y los mamíferos, siendo estos en sus comienzos muy pequeños y eran más bien parte de la dieta de los dinosaurios carnívoros. Y sin embargo, estos sobrevivieron al cataclismo y estaban destinados a ocupar un lugar preponderante en nuevos tiempos sobre La Tierra, y habrían de pasar unos cuantos millones de años más, para que una especie de mamíferos evolucionara y llegaran a dominar sobre todas formas de vida en este planeta, a causa del enorme privilegio de ser capaz de razonar y transformar el mundo. Se trata de nosotros, los seres humanos, que en un tiempo relativamente corto, hemos cambiado la faz de La Tierra de una manera increíble y sorprendente.

Los dinosaurios fueron los amos y señores del planeta por millones de años, durante toda la era Mesozoica, sin embargo, desaparecieron y según algunos científicos, de algunos que sobrevivieron y evolucionaron, provienen las aves. Otros seres, como los reptiles, entre ellos, cocodrilos y tortugas, son verdaderos fósiles vivientes, y en los mares lo es el tiburón, por ejemplo. Pero sería de los mamíferos, específicamente de los primates, que una especie de ser antropomorfo, estaba destinado a evolucionar. Habrían de pasar unos 15 millones de años, pasando por diversas etapas de evolución, como lo prueban los fósiles del autralopithecus, el homo habilis, el homo erectus y el homo sapiens, para llegara al homo sapiens sapiens u hombre actual, con apenas 40 mil años de existencia. En sus comienzos, estos fueron cavernícolas, nómadas, pescadores y cazadores, pero con el paso del tiempo, su capacidad cerebral e inteligencia, que lo hacían diferente al resto de seres vivos, fue siendo utilizada, hasta comenzar a incidir en su entorno. Hace unos 10 mil años, como seres sociales, comenzaron a transformar el mundo, estableciéndose y organizándose en comunidades, trabajando la tierra y domesticando a los animales. Pasarían todavía unos cuantos miles de años más para que surgieran las primeras grandes culturas y civilizaciones de la humanidad, como serían los mesopotámicos y los egipcios, entre 3500 y 3000 antes de Cristo.

Jorge Gamero Paguaga

22 de abril de 2009


La Tierra, nuestro hogar y un planeta sorprendente!

video

No hay comentarios: