miércoles, 11 de febrero de 2009

Lugares de mi tierra: la isla de Ometepe

El paraíso encontrado

Hay un lugar donde el tiempo se fue,

donde no hay sal, ni amargura…

sólo la dulzura del agua y la miel,

un lugar que cual pechos de mujer,

se alza hermoso hacia el cielo,

y nos da pródigamente su belleza más pura,

donde la leche discurre en cascadas,

y la madre Natura se goza en su obra,

donde las aves pasan en bandadas,

y los deseos de vivir se quedan en el alma,

donde es deleite la suave brisa y abriga el bosque con su sombra,

donde el espejo a su alrededor, transmite completa calma…

Hay un lugar rodeado de agua y lleno de vida y de paz,

un lugar donde el tiempo se fue,

y no tiene prisa por regresar,

donde no hay sal, ni amargura…

sólo la dulzura del agua y la miel,

un lugar hermoso, sencillamente mágico y sagrado,

un lugar que es radiante, aún en las noches oscuras,

es un lugar de mi tierra, es el paraíso encontrado…

Jorge Gamero Paguaga

Descripción de la Isla

El Gran Lago de Nicaragua o Cocibolca, tiene una extensión de 8125 kms2, siendo el segundo por su tamaño, en América Latina, después del lago Titicaca, en Sudamérica. En el suroeste del hermoso lago tropical, se encuentra Ometepe, de 276 kms2, es la isla rodeada de agua dulce más grande del mundo. Tiene la forma de un número ocho, donde en cada extremo se alzan dos volcanes: el Maderas, de 1394 mts. y el Concepción, con su cono casi perfecto, de 1610 mts. Con una población de aproximadamente, 35000 habitantes, este lugar de mi tierra, es un verdadero paraíso terrenal, donde la naturaleza se esmeró en dotarla de lo más bellos paisajes. Con un desarrollo turístico incipiente, huellas de una antigua civilizacn, su historia, mitos y leyendas, y sus gentes sencillas, amables y de brazos abiertos, es un sitio que vale la pena visitar y conocer.


En enero de 1867, el célebre escritor norteamericano , Mark Twain, en su viaje por la ruta del tránsito interoceánico, entre New York y California, al pasar por el enorme lago Cocibolca y conocer la isla de Ometepe, quedó gratamente impresionado, y lo relata en su libro "Mark Twain´s travels with Mr.Brown” de la siguiente manera:

“En el centro del bello Lago de Nicaragua, se levantan dos magníficas pirámides, revestidas por el más suave y concentrado verdor, salpicadas de sombras y por los rayos del sol, cuyas cumbres penetran las ondulantes nubes. Se miran tan aisladas del mundo y su alboroto, tan tranquilas, tan maravillosas, tan sumidas en el sueño y el eterno reposo. Qué bella casa podría construir uno entre sus bosques llenos de sombras, sus laderas soleadas, sus pequeños valles acariciados por la brisa, después de desgastarse por el trabajo pesado, la ansiedad y el desasosiego del bullicio que mueve al mundo… Cuevas oscuras, finas guirnaldas, túneles, templos, columnas, pilares, torres, pilastras, terrazas, pirámides, montículos, domos, muros, en una confusión sin fin de una obra que parece una enredadera, ninguna forma conocida de arquitectura, y todo tan unido, que las cortas distancias que hay en su interior sólo son aprovechadas por vistas fugaces. Monos aquí y allá; pájaros gorjeando; bellas aves emplumadas. El paraíso mismo, el reino imperial de la belleza, nada que desear para hacerla perfecta…”

La anterior descripción y las imágenes que siguen, lo dicen todo…


Para mayor información, haga click en el siguiente link:

¡ La Isla de Ometepe - Una Esmeralda Prendida En El Pecho De ...


Un poco más de Ometepe en el siguiente vídeo:

video

No hay comentarios: